[vc_row css_animation=»» row_type=»row» use_row_as_full_screen_section=»no» type=»full_width» angled_section=»no» text_align=»left» background_image_as_pattern=»without_pattern» row_negative_margin=»disable_negative_margin» css=».vc_custom_1535049017702{padding-top: 2em !important;background-color: #93b8b3 !important;}»][vc_column width=»1/6″][/vc_column][vc_column width=»2/3″]

Lactancia Materna y Parto Respetado
[vc_separator type=»small» position=»center» color=»#ffffff» thickness=»2″ width=»20″ width_in_percentages=»yes»][/vc_column][vc_column width=»1/6″][/vc_column][/vc_row][vc_row css_animation=»» row_type=»row» use_row_as_full_screen_section=»no» type=»grid» angled_section=»no» text_align=»left» background_image_as_pattern=»without_pattern» css=».vc_custom_1535059247375{padding-top: 2em !important;padding-bottom: 2em !important;}»][vc_column width=»1/6″][/vc_column][vc_column width=»2/3″][vc_empty_space height=»30px»][vc_column_text]

El nacimiento de tu hijo es un momento sagrado, único, íntimo e irrepetible.

La Maternidad y Centro Pediátrico Santa María le garantiza el derecho a la madre y a su bebé a experimentar un trato humanizado. Apoyamos y respetamos sus decisiones.

El Parto en agua te conecta con la forma más natural de traer a tu bebé al mundo, es uno de los momentos más importantes y trascendentales en la vida de la mujer.

[/vc_column_text][vc_empty_space height=»30px»][/vc_column][vc_column width=»1/6″][/vc_column][/vc_row][vc_row css_animation=»» row_type=»row» use_row_as_full_screen_section=»no» type=»full_width» angled_section=»no» text_align=»left» background_image_as_pattern=»without_pattern» css=».vc_custom_1535055638133{padding-top: 2em !important;padding-right: 10% !important;padding-bottom: 2em !important;padding-left: 10% !important;background-color: #c1a689 !important;}»][vc_column]

«El parto en agua forma parte más de una filosofía de NO intervencionismo que de una forma de dar a luz»
-Barbara Harper-
[/vc_column][/vc_row][vc_row css_animation=»» row_type=»row» use_row_as_full_screen_section=»no» type=»grid» angled_section=»no» text_align=»left» background_image_as_pattern=»without_pattern» row_negative_margin=»disable_negative_margin» css=».vc_custom_1535061991665{padding-top: 2em !important;}»][vc_column width=»1/2″]
Parto en Agua:
[vc_empty_space height=»30px»][vc_column_text]

Es un tipo de parto natural, donde se asiste el nacimiento, con la embarazada sumergida en agua.

Entra en la categoría de parto humanizado, que es aquel donde se respetan los derechos de la mujer y se le otorga un rol protagónico.

[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=»1/2″][vc_empty_space height=»30px»][vc_single_image image=»15135″ img_size=»full» qode_css_animation=»» css=».vc_custom_1535062285106{padding-right: 10% !important;padding-left: 10% !important;}»][/vc_column][/vc_row][vc_row css_animation=»» row_type=»row» use_row_as_full_screen_section=»no» type=»grid» angled_section=»no» text_align=»left» background_image_as_pattern=»without_pattern» row_negative_margin=»disable_negative_margin» css=».vc_custom_1535061424268{padding-top: 2em !important;padding-bottom: 2em !important;}»][vc_column width=»1/3″]

Orígenes:
[vc_column_text]

En el siglo VI a.c. Aristoteles concluyó que el agua era el principio de la vida.

No se puede asegurar con exactitud pero es una técnica de parto ancestral que  se inicia en los pueblos que vivían cerca del mar, ríos, lagos, donde las mujeres pertenecientes a su comunidad acostumbraban a parir en las proximidades o dentro del agua.

Leyendas egipcias y de la antigua Grecia describen mujeres dando a luz en el agua bebés selectos que más tarde se convertirían en sacerdotes.

Súbditos del rey Minos en la isla de Creta utilizaban un templo sagrado para los partos en agua.

Comunidades indígenas de los Chumash de la costa central de California describían en sus relatos como sus mujeres hacían el trabajo de parto en el agua, pueblos de la costa de Japón, Pacífico Sur, Mongolia, Guyana.[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=»1/3″][vc_column_text]

La población pigmea del Congo y tribus de la Amazonia peruana parían en agua.

Están descritos en culturas de Hawai, Samoa, Costa Rica, Nueva Zelanda, Rusia.

En la modernidad el primer parto en agua que dejó registro es en Francia en 1803 cuando una mujer luego de 48 horas de labor de parto, desesperada y angustiada por el dolor, entra a una bañera de agua tibia, consiguiendo relajación y disminución de las contracciones uterinas, logrando el tan esperado nacimiento de una forma  placentera.[/vc_column_text][vc_single_image image=»15134″ img_size=»full» qode_css_animation=»»][/vc_column][vc_column width=»1/3″][vc_column_text]

No es sino hasta 1970 cuando el obstetra francés Michell Odent intrigado por la fijación de las parturientas de ducharse con agua tibia durante el trabajo de parto, decide incluir una bañera en el paritorio de la Maternidad pública de Pithiviers demostrando el efecto beneficioso del agua, y publica el primer trabajo de partos en agua en la revista Lancet el 24/12/1983 como una opción eficiente para eliminar o reducir el uso de fármacos o intervenciones, siendo además una experiencia gratificante física y emocionalmente, ahora la ola es imparable.

La OMS en su informe de 1999 sobre los cuidados del parto normal, avala y recomienda el uso del agua en el parto como método no invasivo para aliviar el dolor.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row css_animation=»» row_type=»row» use_row_as_full_screen_section=»no» type=»grid» angled_section=»no» text_align=»left» background_image_as_pattern=»without_pattern» css=».vc_custom_1535061449804{padding-right: 5% !important;padding-bottom: 2em !important;padding-left: 5% !important;}»][vc_column width=»1/2″]

Beneficios para la madre:

  • Es relajante, alivia las contracciones.
  • Disminuye tensiones.
  • Disminuye la producción de adrenalina.
  • Favorece la dilatación.
  • Favorece la secreción de endorfinas.
  • Aumenta la vascularización uterina dando lugar a mayor oxigenación .
  • Disminuye el uso de medicamentos.
  • Proporciona ingravidez, dando libertad absoluta de movimientos.
  • Ablanda el periné.
  • Disminuye los desgarros.
  • Es placentero.

[/vc_column][vc_column width=»1/2″]
Beneficios para el bebé:

  • Contacto con el exterior de forma relajada y acompasada.
  • Las sensaciones les van llegando poco a poco, sonidos, luces, cambios de temperatura.
  • Tienen su tiempo para irse adaptando.
  • Permite el apego inmediato piel con piel.

[vc_empty_space height=»30px»][vc_single_image image=»15136″ img_size=»full» qode_css_animation=»» css=».vc_custom_1535061919417{padding-right: 10% !important;padding-left: 10% !important;}»][/vc_column][/vc_row]